martes, febrero 26, 2008

Las formas y el fondo


No va a cambiar la papeleta, dicen, pero sí hará que haya movimiento entre los indecisos que no saben si votar o no. No va a ser decisivo, pero sí provocará riadas de palabras. Forma parte de la fiesta de la democracia. Cuál de los dos inspira más confianza. Éste se la juega, ha de hacer una exposición buena para que su campaña no se venga abajo. El otro, con un empate habrá ganado.

Me gustan los debates y, aún más, los entresijos de los debates. Me encanta el ambiente callejero lleno de carteles con caras sonrientes que anuncian, con su porte y su lema, un futuro mejor.
Me atraen todos los detalles de este cara a cara entre Rajoy y Zapatero, o viceversa, saber qué temperatura hay en el plató, de qué color es la corbata para que sea correcta sin estridencias, uno repite porque le dio buena suerte en otro momento, los gestos, sin grandes ademanes que distraigan el discurso, qué frase se ha dicho que pueda servir para dar juego durante unos días a los mejores periodistas.
Traje azul para uno, gris para el otro, Asesores al tanto de todo. Sólo uno puede comentar algo con el candidato en el descanso.
Por sorteo se decide quién inicia y acaba, así como en qué lugar, derecha o izquierda del moderador, se colocan.
Gris metalizado como color elegido para el escenario.
Árbitros de baloncesto controlan exactamente el tiempo de intervenciones.
La mirada entre papeles, contrincante, cámaras, reloj.
¡Qué control de uno mismo!

“«USTED no tiene el monopolio del corazón», le dijo Valéry Giscard D´Estaing a François Mitterrand en el debate televisivo de las presidenciales de 1974. Cuál es la de anoche? ¿Acaso la de que con un bonobús es suficiente para ser bienvenido en este país?, o quizás la de que...
¿El congreso de las civilizaciones y la historia no le importan a nadie?
"Comparemos, comparemos"
Y después, claro, el contenido: Economía y empleo. Política social. Política exterior y Seguridad. Política institucional. Retos del futuro.
...
Uy, que se me hace tarde. Ya lo dijo ayer uno de los aspirantes: se mantiene el poder adquisitivo de los trabajadores del sector público.
Y yo sin enterarme.
Dicen también que este debate ha servido para sentarnos de nuevo el próximo lunes, que será entonces cuando realmente lo habrá, no sólo monólogo, como parece haberse producido hoy.

Me gusta que los políticos me digan que mis hijas vivirán un mundo maravilloso, que todo irá bien. Eso... y las formas.
Me subyugan las normas.



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Mercé dice, me encanta tu escrito, eres fabulosa, !Que mundo más maravilloso les espera a la juventud!

Porqué a los póliticos no se les hace pasar durante un mes con el cretino salario que tenemos los pensionista ?

Besos, os quiero mua mua mua

Goathemala dijo...

Lo disfruté mucho quizás por la escasez con la que los hemos tenido. Estudié Ciencias Políticas y Sociología, me parece igualmente fascinante el mundo de matices que pueden decantar votos. Y es cierto, créeme que mucha gente se decide por algo que se dice o que queda flotando en el aire para causar el efecto oportuno en el momento adecuado.

Saludos.

Violeta dijo...

Gracias por visitar mi blog. Será un placer abrirte las puertas todas las veces que quieras visitarlo. Un abrazo desde Galicia.

Violeta dijo...

¡Ah! Olvidé comentarte que yo también soy docente. Hasta pronto, colega!

TOROSALVAJE dijo...

Para que hubiera sido un debate democrático se tendría que haber permitido la asistencia de otros partidos que también concurren a las elecciones.

No es justo.

Besos.

Jose M. dijo...

gracias, maria jesús, enhorabuena a ti

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Hola María Jesus. ante todo muchas gracias por tu visita a mi pequeño espacio de evasión. Espero que pases por allí cada vez que quieras.
Yo también me lo paso bomba con este tipo de debates, sobre todo con el cinismo del lado más oscuro y siniestro de la política Española y ese afán de catastrofismo que propagan e intentan inculcar a todo el mundo. Dan pena

elena losada dijo...

Eres la bomba. Lo de Chenoa y su : "todo irá bien" ha sido una chispa que sólo se te puede ocurrir a ti.
Consigues ese punto irónico que me encanta de ti.